Saltar al contenido
RecetaPollo.com

Carne curada

Carne curada

Carne curada, receta que se hace sencilla sólo una vez hayamos aprendido el proceso para ello. Y es que es delicioso comerla, pero puede ser que nos lleve días prepararla. ¡Y te vamos a explicar el por qué!

Aprende cómo hacer tu carne curada de vaca en este artículo.

¿Qué se necesita para hacer carne curada?

Hacer carne curada o cocida es muy sencillo si conoces la manera correcta, pero antes de eso tenemos explicarte aquellos ingredientes que se hacen necesarios en este caso. Asegúrate de armar tu lista, ir al supermercado, y traer lo que te pediremos a continuación:

  • 1 trozo de carne de vaca, que pese aproximadamente unos 600 gramos.
  • 1 kilogramo de sal gruesa, en algunos lugares también se le conoce como “sal marina”.
  • Medio kilogramo de azúcar. Puedes usar la blanca tradicional o la morena.
  • Condimentos que más te gusten. Algunas personas optan por el romero, las semillas de mostaza, el laurel, el pimentón y también la pimienta.

 

¿Cómo hacer carne curada?

Una vez que hayas ido a la tienda por todos los implementos que te solicitamos anteriormente entonces estarás listo para comenzar con nuestro paso a paso que te enseñará a cómo hacer carne curada que después se come fría sin ningún problema.

  1. Lo primero es hacer la mezcla de nuestros condimentos. Lo mejor será seleccionar un bol en el que podamos trabajar cómodamente sin que estos se desperdicien. Asegúrate que esté totalmente seco para evitar que se adhieran a él.
  2. Luego del paso anterior, y en una fuente profunda, colocaremos un tercio de la mezcla que hemos realizado. Encima de ella entonces colocaremos nuestra carne y la taparemos de manera total con el resto de nuestra mezcla para poder taparla con papel film y dejarla en nuestro refrigerador por 24 horas.
  3. Ahora, si queremos que nuestra carne curada de vaca quede realmente excelente, debemos repetir el paso 1 y 2. La lavarás hasta que quede completamente limpia y, con una mezcla nueva, la prepararás y la refrigerarás por otras 24 horas. ¡Vaya que toma tiempo esta preparación!
  4. En este momento ya estará libre para que la utilices. Debes saber que los pasos anteriores son operaciones que pueden llevarse a cabo cuantas veces deseemos para que todo quede en el punto que nos gusta. Esto no tiene nada que ver con qué tan grande sea nuestro pedazo de carne o qué tan gruesa esté el mismo.
  5. Una vez que ya la hayamos curado lo suficiente, podemos entonces lavarla. Es importante que lo hagas minuciosamente para que retires todos los excesos de sal que pudiesen quedarle. Ya después de ello sólo te quedará cortarla en trozos finos y comerla. ¡Buen apetito!

¿Cómo sé si mi carne está curada?

Para muchos, identificar la carne curada con sal puede llegar a ser un problema. Pero esto ocurre porque no saben cuál es el cambio exacto que están buscando notar en ella. Puedes saber que está lista porque, por fuera, estará dura y oscura.

Spread the love