Saltar al contenido
RecetaPollo.com

Papas fritas crujientes

Papas fritas crujientes

Papas fritas, receta que todo niño desea aprender para satisfacer sus antojos a cada rato. Pero que también todo padre debería saber para consentir a sus hijos en aquellas tardes donde la merienda no debe ser un dulce.

Sigue leyendo para que aprendas cómo hacer papas fritas crujientes.

¿Qué se necesita para hacer papas fritas crujientes?

No hay un mejor acompañante para casi cualquier plato que las papas fritas crujientes, de hecho, muchas veces un gran plato de estas sirve para alimentar a aquellos niños que no consiguen sentirse atraídos por nada en el menú de aquellos restaurantes más costosos.

No te preocupes, comencemos con estos ingredientes para luego explicarte un paso a paso que te hará alcanzar esta meta en casa:

  • 2 papas por persona, como mínimo. Si quieres puedes usar más.
  • Aceite de oliva suave 0,4º. También puede servir aceite de girasol.
  • Sal fina.
  • Vinagre.

 

¿Cómo hacer papas fritas crujientes en casa?

Está atento a este paso a paso, que será la clave para que tus papas fritas caseras queden tan bien como las de cualquier restaurante de comida rápida que hayas ido alguna vez:

  1. El primer paso siempre será el lavar las papas, la idea es remover toda la tierra que se adhiere a esta. Aunque no las usaremos con su concha, podemos ahorrarnos encontrarnos con alguna bacteria.
  2. Ahora, ya todo lavado, podemos continuar con pelarlas. Muchos prefieren usar un pela-papas, pero realmente no es necesario. Sólo intenta quitar la cáscara y muy poco la piel, sino las proporciones serán mucho menores a las que estás esperando y tendrás que usar mucho más de nuestro ingrediente principal.
  3. Ahora es momento de que pasemos al paso que realmente importa. ¿Nos crees si te diremos que haremos papas fritas al horno?, porque después de pelarlas deberás cortar los bastones del tamaño y el grosor que desees. Para luego colocarlas al horno con un poco de agua, vinagre y sal a hervir durante unos 10 minutos.

Aviso importante: si le echas mucho vinagre, o sal, puede que las mismas queden como una salmuera y sean difícil de consumir sin kétchup.

  1. Luego de que haya pasado el tiempo, podremos entonces sacarlas y colocarlas en un papel absorbente para que estas se sequen a su totalidad. Pasados los 5 minutos deberían ya estar listas.
  2. Te daremos ahora la clave de todo: deberás tomar un sartén con abundante aceite, si tienes una freidora será mucho mejor, y luego introducir tus papas. Lo normal es que las frías por 50 segundos o un minuto, las retires y las dejes secarse en papel absorbente. Después de esto las colocarás en tu refrigerador durante media hora. Pero debes saber que si las guardas de un día a otro el resultado es de otro mundo.
  3. Cuando ya sea momento de la segunda fritura, para que tus papas fritas crujientes tengan un acabado profesional sólo deberás freírlas por 30 minutos más. Cuando las saques, y elimines los restos de aceite, estarán listas para consumirse. ¡Buen apetito!

Spread the love