Saltar al contenido
RecetaPollo.com

Sándwich de miga

Sándwich de miga

El sándwich de miga es quizá uno de los más famosos, y con los que más se ha podido experimentar con el paso del tiempo. Son ideales para merendar en casa o enviarle a tu hijo al colegio.

¿Quieres conocer diferentes recetas del sándwich club house más famoso de la historia?, sigue leyendo.

¿Cómo hacer el sándwich de miga de jamón y queso?

  1. Untaremos con manteca cada una de las láminas de pan que vayamos utilizar como nuestro primer paso. Sólo recuerda no hacerlo por la cara que abre y cierra.
  2. Ahora, es importante que, sobre cada una de ellas, vayamos colocando de manera uniforme las láminas de jamón cocido y las láminas de queso. Por lo general se usa una, pero puedes usar más si así lo deseas.
  3. Estos pasos los irás repitiendo por cada nivel que desees hacer. Muchas personas hacen únicamente uno, pero también existen aquellos que les encanta un sándwich de miga doble o triple.

¿Cómo hacer un sándwich de miga de jamón, queso y tomate?

  1. El primer paso, en esta presentación, es lavar el tomate para poder cortarlo en rodajas. Intenta que estas no sean tan gruesas o tan finas. Después de tener nuestros trozos podemos entonces condimentarlos con un poco de sal.
  2. Colocaremos sobre nuestra mesa de apoyo las láminas de pan que vamos a utilizar y las untaremos con manteca.
  3. Encima de las láminas de pan, ya llenas de manteca, comenzaremos a apilar las rebanadas de jamón y queso. Puedes usar cuantas desees.
  4. Encima del jamón y el queso es entonces cuando colocaremos nuestras rodajas de tomate.
  5. Repetirás los pasos anteriores hasta llegar a cuantos niveles desees para tu sándwich de miga. Si le añadimos un toque de mayonesa es también lo que se conoce como un pastrami sándwich.

¿Cómo hacer un sándwich de miga con pollo y palmitos?

  1. Lo primero es cocinar las pechugas de pollo. En este caso, la condimentación quedará a tu juicio. Lo mejor será que las hayas cortados en trozos cuadrados pequeños para mantener una buena presentación del plato final.
  2. Por otro lado, los palmitos siempre se pueden cortar en láminas del grosor que desees.
  3. Para las zanahorias, deberás cortarlas en pequeños trozos y colocarlas a cocinar al vapor.
  4. Ahora viene lo interesante, harás un puré de papas y zanahorias con un poco de mostaza que servirá para untar las láminas de pan. ¡No estaremos usando manteca!
  5. Después del puré comenzaremos por colocar las láminas de pollo que has picado previamente, y luego taparemos con una lámina de pan.
  6. Para el siguiente nivel, también untaremos nuestro pan con el puré de papa, zahoria y mostaza. Sólo que esta vez cambiaremos la lámina de pollo por la de palmitos.
  7. Puedes repetir los pasos anteriores por las láminas que desees. Sólo recuerda que en este caso se tratan de más ingredientes y tiende a ser excesivo muchas veces hacer más de dos capas por cada unidad. ¡Buen apetito!

 

Spread the love