Saltar al contenido
RecetaPollo.com

Pan casero esponjoso

Pan casero esponjoso

El sueño de todo fitness es aprender a hacer un pan casero sin grasa, y nosotros estamos para cumplirlo. Estamos hablando de un resultado crujiente por la superficie, pero esponjoso en su cuerpo.

Aprende como hacer nuestra receta de pan casero esponjoso sin la necesidad de usar manteca o mantequilla en unos simples 6 pasos.

¿Qué se necesita para hacer pan casero esponjoso?

¿A quién no le gusta disfrutar el pan por las mañanas o en las tardes?, y es que aprender a hacer pan casero esponjoso se hace necesario para dejar de estafarnos con aquellos que nos venden en las panaderías que ya tienen sus días en los estantes.

Estos son los ingredientes que necesitarás:

  • 600 gramos de harina de trigo.
  • 350 mililitros de agua templada.
  • 30 gramos de levadura fresca de panadería.
  • 10 gramos de sal.
  • Aceite de oliva extra virgen.

 

¿Cómo hacer pan casero esponjoso?

Antes de otorgarte el paso a paso de nuestro pan casero sin grasa, debes saber que estos ingredientes satisfacen hasta a 5 personas. Por lo que, si tienes ideado compartir con más, deberás duplicarlos o triplicarlos. De igual manera, el tiempo de preparación estimado es de una hora y media.

Ahora sí, manos a la obra:

  1. Antes de que comencemos con la preparación de nuestro pan casero fácil debemos alistar algunas cosas. Por ejemplo, colocar a pre-calentar nuestro horno en 220 grados centígrados.
  2. Una vez nos hallamos ocupado de nuestro horno, podremos entonces tomar un bol lo suficientemente grande para que podamos trabajar de manera cómoda y empezaremos a mezclar nuestra harina con el agua templada. Para que sea más sencillo, puedes usar tus manos. Sólo asegúrate de tenerlas limpias y no llevar anillos en ella.
  3. Ya que hayamos hecho un progreso podemos empezar por añadir la sal y la levadura fresca a nuestra mezcla, la idea es seguir moviéndola hasta que veamos una masa homogénea que no posea grumos. El tiempo de amasado en este punto será de unos 7 minutos como máximo, para hacer después una bola y cubrirla con un paño de algodón para dejarla reposar con la finalidad de que incremente su volumen.
  4. Una vez notemos que el proceso de levado ha acabado, podremos retirar la masa de nuestro pan casero esponjoso y colocarla en una superficie que habremos enharinado previamente. Aquí le daremos una forma redondeada, para luego pasarla a una bandeja para hornos. Con un cuchillo le realizaremos cortes en la superficie.
  5. Ya que hayamos hecho estos cortes deberemos tapar nuevamente nuestra masa para dejar que su volumen siga incrementándose. Ya después podremos retirar el paño y pintar con el aceite de oliva para que la corteza nos quede crujiente y de un tono dorado.
  6. Para este pan casero, cocineros argentinos recomiendan que se lleve un proceso de horneado de aproximadamente 45 minutos, una vez que este esté listo se podrá retirar del horno y dejar que se enfríe en una rejilla. Ya sólo quedará picarlo y sentarte a disfrutarlo. ¡Buen apetito!

Spread the love